Se realizó la jornada de siembra de árboles denominada ‘Sembrando por la vida’ de las víctimas que han fallecido por el Covid-19 en el municipio de Zipaquirá, con la finalidad de brindar un homenaje a quienes ya no están, pero con su ausencia, permiten crear nuevas vidas.

En la actualidad en el municipio, han fallecido 466 ciudadanos que no lograron ganar la batalla contra el virus, y que en su memoria se han sembrado 103 árboles nativos en zonas urbanas del municipio.

La iniciativa es liderada por la administración de Zipaquirá por medio de la Secretaría de Desarrollo Rural y Ambiente, acompañados del Hospital Regional del municipio, en donde se permitió sembrar los árboles nativos de 10 especies en la ronda hídrica de la Quebrada El Amoladero.

Las diez especies de los 103 árboles nativos sembrados fueron:

  • Saucos
  • Amarrabollo
  • Cedro nogal
  • Arrayán
  • Aliso
  • Chicalá
  • Duraznillo
  • Alcaparro
  • Sangreado
  • Tíbar

Información tomada de: Extrategia Medios

Artículo anteriorAfectación por la segunda temporada de lluvias en Bojacá
Artículo siguienteLanzamiento del proyecto ‘Separa Aceite, Cuida el Ambiente’ de Chía