SHARE
© Captura de video La mancha negra en las Cataratas del Niágara.

Turistas y residentes cerca de las cataratas del Niágara fueron sorprendidos el fin de semana por una mancha negra y un mal olor en el agua.

Se temió que se tratara de un derrame de petróleo, pero autoridades ambientales de la zona aclararon que el fenómeno fue producto de una descarga de aguas negras rutinaria.

“El agua negra contiene solidos acumulados y residuo de carbón dentro de los límites permitido y no incluye aceites o disoleventes orgánicos”, dijo la Junta de Agua de Niágara Falls en un comunicado. “El desafortunado olor se debe a la descarga normal de aguas negras”.

Las aguas negras que se arrojan a los ríos pasan por un proceso de purificación de siete pasos antes de la descarga.

El color y el olor se disolvieron al caer la tarde del domingo. La descarga es investigada por autoridades del Estado de Nueva York.

Fuente: MSN Noticias

 

LEAVE A REPLY