SHARE
¿Que pensaría si supiera que su marca de cerveza favorita está hecha con agua del contaminado río Bogotá? ¿Cómo es esto posible? ¿Cuántas botellas tomamos al año? El Río lo invita a un recorrido gráfico por el mundo de la cerveza capitalina.

La cerveza desde su origen y concepción ha sido considerada la ‘bebida del pueblo’ en Colombia y, aunque las cifras arrojan que el país se ubica por debajo de la media de alto consumo en el mundo, el mercado de la ‘pola’ nacional e importada ha crecido un 30% en los últimos 5 años.

En este contexto, muchos son los estudios y desarrollos tecnológicos que se han implementado en las plantas cerveceras. Desde recetas innovadoras y cambios de sabor en la bebida, hasta la creación de sistemas productivos sostenibles en un 80% que utilizan la tecnología para preservar los recursos e insumos básicos de sus procesos, han sido puestos en práctica por las empresas líderes del mercado nacional para mantenerse al día con el cuidado del medio ambiente y conservar su posicionamiento.

La planta de Bavaria de Tocancipá, en Cundinamarca, es un ejemplo de liderazgo empresarial que ha actualizado su productividad por medio de la creación de un sistema eficiente de captación, tratamiento y potabilización de aguas, siguiendo los lineamientos de responsabilidad empresarial y respeto por el medio ambiente.

Sin embargo, para muchos consumidores, el que la empresa recoja agua directamente de un río tan contaminado como el Bogotá para producir más de 2.000 millones de botellas al año podría ser un trago difícil de pasar. El Río lo invita a un recorrido gráfico para saber cuántas ‘frías’ marca ‘río Bogotá’ bebemos al año y conocer cómo es posible convertir aguas sedimentadas por procesos productivos como las curtiembres y los cultivos, en la bebida favorita de los colombianos.

Fuente: Periódico El Espectador

LEAVE A REPLY