SHARE
El antes y el después da cuenta de la magnitud de la malformación que sufría el oso tibetano. FOTOS UNIVERSIDAD DE EDIMBURGO

Un reto científico más que particular tuvo que afrontar un grupo de veterinarios en Birmania, sudeste asiático, para salvar la vida de un oso tibetano que cargaba con una lengua de más de tres kilos de peso.

Así lo registró la Universidad de Edimburgo, que hizo parte del equipo de salvamento del cachorro de tan solo dos años, al precisar que conocieron de la extraña malformación en Myanmar gracias a la denuncia de unos monjes que reportaron el fenómeno.

Luego de estudiar la insólita enfermedad, que le impedía incluso injerir alimentos, el equipo veterinario decidió operar de urgencia al animal para salvarle la vida.

Las intervenciones al oso, de nombre Nyan htoo, duraron varios meses hasta garantizar la estabilidad y mejora en la condición clínica del animal.

Nyan Htoo había sido rescatado luego de que traficantes lo separaran de su madre para negociarlo en el mercado negro chino.

Luego de los exámenes la principal hipótesis del equipo veterinario es que se trató de una infección transmitida por un mosquito que ocasiona elephantiasis, una enfermedad relativamente común entre los nativos de Birmania, pero nunca registrada en osos de este tipo.

Image
Tomado de: Periódico El Colombiano

LEAVE A REPLY