SHARE
Policía frente a pila de árboles talados de distintas especies.

En compañía de autoridades locales, la CAR encontró árboles derribados en trozas o rollizas de un área de 3.9 hectáreas.

En el desarrollo de un operativo de control y vigilancia al recurso flora, realizado entre las veredas Santivar y La Rambla de San Antonio del Tequendama, la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca – CAR, con apoyo de la Policía Nacional y la Alcaldía Municipal, evidenció la tala de 411 árboles, equivalentes a 19.357 m3 de material maderable.

Moho, Candelero, Yarumo, Ocobo, Muche, Nacedero, Blanquillo, Vara Blanca, Sauce, Balú e Higuerón, son algunas de las especies que se identificaron en la tala realizada en 3.9 hectáreas ubicadas en zona de ronda de la Quebrada Mojocha.

Durante la visita técnica se encontraron considerables afectaciones ambientales al recurso flora, con repercusiones sobre la fauna, generando la pérdida de hábitat para las especies de la zona, al tiempo que, al recurso hídrico, se presentó afectación a la protección del afluente, tras talar varios elementos forestales de diversas especies nativas”, especificó la ingeniera Jillyana Giomar Díaz Alfonso, del área técnica de la Dirección Regional Tequendama.

En esta provincia la tala es uno de los problemas ambientales que mayor preocupación genera en la Autoridad Ambiental, solo en la última década, 227 expedientes se han iniciado por esta situación, mientras que, en 2017 van 26 procesos relacionados con la afectación al recurso flora.

Tomado de: Corporación Autónoma Regional CAR

LEAVE A REPLY