SHARE

A través de obras de bioingeniería del proyecto de Conservación de Suelo y Agua, se trabaja de la mano con las comunidades para mitigar riesgos como deslizamientos y remoción en masa en algunas zonas de la jurisdicción.

Tras continuos taponamientos viales y situaciones de riesgo por los desprendimientos de tierra y rocas sobre la vía que comunica la vereda Manillas del municipio de Vianí, la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca – CAR, el Instituto Departamental de Acción Comunal de Cundinamarca – IDACO, la Administración Municipal de Vianí y la Junta de Acción Comunal de la vereda Manillas, sumaron esfuerzos para la implementación de técnicas de bioingeniería, las cuales permiten proporcionar soluciones efectivas y a bajo costo.

Las obras de bioingenería que se vienen realizando en el territorio CAR, consisten en la implantación o siembra de material vivo como plantas y matorrales, que al crecer sobre el suelo y la roca, contribuyen de manera esencial una barrera natural, que asegura el terreno en forma duradera, evitando la erosión y la remoción en masa.

Para que estos trabajos sean exitosos, es necesario que los materiales vivos que se usan sean propios de la región, con el fin de favorecer la recuperación de los suelos, el desarrollo de la biodiversidad y el equilibrio natural de los ecosistemas.

Óscar Mauricio Nieto Herrera, director de la Regional de Magdalena Centro de la CAR, realizó la entrega oficial de esta obra a los vianiceños a quienes les manifestó “la Corporación siegue comprometida por el bienestar de las comunidades, ya que estas obras de bioingenieria permiten que los terrenos que han sido afectados por las fuertes lluvias, puedan drenar el agua de una manera más rápida y eficaz y de esta forma, no se sobresaturen y generen desestabilidad en el suelo. En esta oportunidad se instalaron filtros, trinchos y se construyeron terrazas vivas que permiten dar una mayor estabilidad a la montaña, previniendo el riesgo de deslizamientos”, sostuvo.

Por otra parte, Álex Bonilla, alcalde de Vianí, mencionó que, “atendiendo a la responsabilidad de las autoridades locales y ambientales, es satisfactorio hacer la entrega de esta obra, ya que cuando se identificó este punto crítico junto con la CAR, se lograron tomar acciones oportunas, pues en épocas de lluvias, el estado del terreno traía riesgos para los transeuntes”.

La Corporación seguirá trabajando con este tipo de obras de la mano con las comunidades, con el fin de seguir identificando los puntos críticos de riesgo en diferentes puntos de la región, ya que son de bajo costo, ágiles y ayudan a la protección de los recursos naturales.

Tomado de: Corporación Autónoma Regional CAR

LEAVE A REPLY