SHARE
El sismo se produjo a unos 280 kilómetros al sureste de la ciudad de Kodiak, con una profundidad de 10 kilómetros.

Las autoridades estadounidenses levantaron el martes las alertas de tsunami para Alaska y parte de la costa oeste de Canadá.

El centro nacional de alertas de tsunami había emitido una alerta para la mayor parte de la costa sur de Alaska, las islas Aleutianas y la provincia canadiense de Columbia británica.

En Alaska, las autoridades hicieron un llamado a los habitantes de zonas costeras a alejarse inmediatamente del mar y retirarse tierra adentro hacia terrenos más altos, advirtiendo que un tsunami puede registrarse incluso horas después del terremoto, aunque después la levantó.

El temblor se sintió sobre el litoral de Alaska y a centenares de kilómetros a la redonda.

Heather Rand, quien se encontraba en Anchorage, a unos 580 km al norte del epicentro, dijo a CNN que lo sintió como el mayor terremoto que ella hubiera experimentado.

“Fue muy largo, y fue aumentando lentamente. Espeluznante, más que nada. Definitivamente el más largo, y yo nací aquí”, dijo Rand, señalando que el único daño que observó fueron grietas en las paredes.

En 1964, un sismo de magnitud 9,2 cerca del estrecho de Prince William en Alaska, seguido de un tsunami, dejó un saldo de 125 muertos.

 

Tomado: Fan-Page Caracol Noticias

LEAVE A REPLY