SHARE
Imágenes de archivo.

A lo largo de esta semana, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) advirtió sobre las heladas y los altos grados centígrados registrados en el 60 % del departamento. Uno de los riesgos es un incendio forestal.
Desde que empezó el 2018, la temperatura en Boyacá ha pasado de mínimos grados a alertas de un incendio forestal por el calor. El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) ha emitido alertas en casi el 60 % de los municipios de este departamento durante toda la semana.

Uno de los más afectados por las altas temperaturas es Villa de Leyva. Su condición climática ha variado en los últimos días entre una máxima de 25 grados centígrados y una mínima de 11. Tal calor ha hecho que el Instituto se encuentre en alerta naranja por por probabilidades de presentar incendios forestales.

Aunque Villa de Leyva no es el único bajo amenaza. Otros 40 municipios también activaron sus planes de contingencia para estos casos, de hecho, otros 7 municipios como Ventaquemada presentan alertas más elevedas. La capital no se salva. Tunja es la ciudad con mayores niveles de radiación ultravioleta y rayos nocivos del sol.

La explicación es que “las altas radiaciones solares en estas tierras altas, se potencian como un factor nocivo cuando se presentan en exceso, y esa es precisamente la situación actual de un poco más de un centenar de municipios en Boyacá, y por eso, todos los organismos de socorro, deben estar en un alistamiento preventivo, y los consejos municipales de gestión de riesgo, activos para asistir cualquier eventualidad provocada por las altas temperaturas”, según explicó el director de gestión del riesgo en Boyacá, Germán Bermúdez, para Caracol Radio.

Tomado de: Periódico El Espectador.

LEAVE A REPLY