SHARE
Las manchas naranjas de la nueva rana Dendropsophus kubricki.Pablo Venegas
Por sus manchas anaranjadas en las patas, una rana arborícola de la cuenca del Amazonas, ha adoptado el nombre de Dendropsophus kubricki, en honor al director de cine fallecido en 1999. Científicos de la Pontificia Universidad Católica de Ecuador se encargaron de nombrarla.

En la selva amazónica, entre Bolivia, Perú y Brasil habitaba una especie de rana arborícola que los científicos pensaban haber identificado correctamente. Sin embargo, Dendropsophus kubricki, como la han renombrado ahora en honor al director de cine estadounidense Stanley Kubrick y su obra maestra realizada en 1971 La naranja mecánica, no pertenecía a la especie que creían.

Gracias a los análisis de datos genéticos, morfológicos y bioacústicos, los científicos de la Pontificia Universidad Católica de Ecuador pudieron determinar que la rana Kubrick no representaba a una especie anteriormente conocida y denominada rana de árbol Sarayacu (Dendropsophus parviceps). Los resultados se han publicado en la revista ZooKeys.

Para diferenciar a la rana como una nueva especie, los científicos tuvieron claro la elección del nombre. Recordaron las palabras del escritor británico Anthony Burgess en 1972 para explicar el título de su novela La naranja mecánica: “He insinuado la unión de lo orgánico, lo vivo, lo dulce –en otras palabras, la vida, el naranja– y lo mecánico, lo frío, lo disciplinado […]”.

“Sin saberlo, también estaba dando una buena metáfora para describir los ecosistemas”, comentan los investigadores. “La naturaleza funciona como la interacción entre la vida y su matriz física fría, mecánica y disciplinada”, subrayan. La nueva rana D. kubricki presenta además manchas anaranjadas y brillantes en las patas, que recuerdan, según los autores, a los “pedazos de naranja de la naturaleza”

Además de la rana Stanley Kubrick, los investigadores también diferenciaron otra especie de rana a la que han denominado Dendropsophus  kamagarini, cuyo nombre se refiere a ‘demonio’ o ‘diablo’, según la traducción del idioma Matsigenka hablado en el sureste de Perú.

Una de las características principales de la nueva especie D. kamagarinison sus protuberancias en forma de cuerno en los párpados superiores. Para los científicos, los anfibios son importantes piezas en los ecosistemas como consumidores secundarios en las cadenas alimentarias. También desempeñan un papel importante en la descomposición y el ciclo de nutrientes.

Tomado de: Periódico El Espectador.

LEAVE A REPLY