SHARE
foto Diana Rey Melo localidad santafe Revista Semana

12 localidades, de las 20 que tiene la capital, amanecieron inundadas de desechos por el paro de los trabajadores de Aguas Bogotá. Con esta protesta se han dejado de recoger miles de toneladas de residuos en las calles de la ciudad. Estas son las medidas que tomará el Distrito ante la emergencia sanitaria.

Cuando casi quedaba en el olvido el episodio en el que Bogotá amaneció inundada de basuras durante la alcaldía de Gustavo Petro, un hecho similar vuelve a ocurrir. Aguas Bogotá, entidad pública encargada de recoger los residuos en el 52 por ciento del área urbana de la capital, dejará de prestar el servicio de aseo y muchos de sus empleados se quedarán sin trabajo. Por eso cerca de 3.700 trabajadores de esa empresa distrital hicieron un paro laboral para mostrar su inconformismo con el nuevo sistema de aseo que los deja en el aire.

La manifestación que empezó el pasado 31 de enero fue pacífica al inicio pero con el pasar de las horas llegó a momentos críticos. La policía informó que 67 vehículos recolectores fueron afectados y hubo varios enfrentamientos entre la comunidad y el Esmad en los que varias personas salieron heridas. Precisamente por el daño de los carros recolectores es que no se han podido recoger los residuos en 12 localidades de Bogotá, de 20 que tiene la capital.

Por esa razón, el jueves pasado el Distrito declaró emergencia ambiental y sanitaria hasta el próximo 12 de febrero. Decenas de cuadras de la capital están llenas de pilas de basura que se han ido acumulando. Se han dejaron de recoger al rededor de 7.300 toneladas de residuos, y en las zonas más afectadas (Chapinero, Engativá, Mártires y Santa Fé) los ciudadanos ya se quejan del olor y del riesgo a infecciones a los que están expuestos.

El Alcalde Enrique Peñalosa advirtió que las próximas dos semanas serían críticas para la ciudad. Por eso, según informó el manadatario, hasta conductores del Ejército y de la Policía estarán reforzando la operación para reducir el impacto del paro.

Este sabado el secretario del Hábitat, Guillermo Herrera, hizo un llamado ” a la tranquildad”. Dijo en una rueda de prensa que están trabajando 24 horas con más de 77 vehículos — este domingo usarán 116 — y más de 382 operarios para tratar de solucionar la crisis sanitaria de Bogotá. Para este sábado esperan recoger unas 2.195 toneladas y la meta es que la crisis se haya superado antes del 12 de febrero, cuando entra en vigencia el nuevo sistema de aseo con operadores privados. Para lograr este objetivo están trabajando con operarios privados, con la Uaesp, Aguas Bogotá y de los futuros operadores del servicio de aseo. Se necesitan al menos 95 vehículos para recoger las basuras que están hoy en las calles.

En cuanto a la protesta de los trabajadores de Aguas de Bogotá, el secretario Herrera dijo que “no fue una manifestación pacífica, fue vandalismo” y que por lo tanto ya pusieron denuncias en contra de las personas que dañaron y mantuvieron de manera irrecular los vehículos.  Además, Herrera informó que 500 empleados de Aguas Bogotá ya tenían contrato firmado con las empresas que van operar a mediados de febrero y que otras 1.200 estaban en proceso de selección.

Finalmente, desde el Distrito se hizo un llamado a la ciudadanía para que por los próximos días traten de reciclar la mayor cantidad de residuos posibles y para que hagan caso omiso de las cadenas que se han difundido en redes sociales y plataformas digitales como Whatsapp en las que se asegura que el Distrito no está respondiendo ante la emergencia.

 

 

 

Tomado de: Revista Semana

 

 

LEAVE A REPLY