SHARE
Archivo

Entre el 17 y el 26 de marzo de 2018 cerca de mil delegados de 127 naciones se reunirán en Medellín para presentarle al mundo el último informe del estado y tendencias de la biodiversidad, los ecosistemas y las contribuciones que ofrecen al bienestar humano en América, Asia y el Pacífico, África, Europa y Asia Central, como también la más reciente evaluación en materia de degradación y restauración de suelos a nivel mundial.

En marzo de 2018, representantes de 127 Gobiernos recibirán, para su aprobación, cinco informes de evaluación de referencia que describirán el estado de conocimiento sobre diversidad biológica, ecosistemas y contribuciones de la naturaleza a las personas. Elaboradas por más de 550 expertos internacionales destacados de más de 100 países, que trabajan con la plataforma intergubernamental científico-normativa sobre diversidad biológica y servicios de los ecosistemas (IPBES), las evaluaciones abarcan cuatro regiones mundiales: las Américas, Asia y el Pacífico, África, Europa y Asia Central, esto es, el mundo entero excepto la Antártida y el mar abierto. Se prevé que los informes se presenten públicamente en Medellín, Colombia, en la 6ª sesión anual del Pleno de IPBES (#IPBES6) en marzo de 2018. Un quinto informe de evaluación de IPBES, que también deberá aprobarse y presentarse en la misma reunión, examina la degradación y la restauración del suelo, tanto a nivel regional como a nivel mundial.

IPBES es la plataforma mundial científico, normativa cuya labor consiste en proporcionar la mejor evidencia disponible para una mejor toma de decisiones que afectan a la naturaleza (por parte de Gobiernos, empresas e incluso hogares individuales). IPBES a menudo se describe como «el IPCC para la diversidad biológica».
Los resultados de los cinco informes de IPBES también constituirán aportaciones fundamentales a un nuevo informe de evaluación global de IPBES exhaustivo en materia de servicios de ecosistemas y de diversidad biológica, que se publicará en 2019, la primera evaluación de este tipo desde la prestigiosa Evaluación de los Ecosistemas del Milenio de 2005. Además, los informes de evaluación valorarán las lecciones aprendidas y el progreso (o la falta del mismo) en materia del Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011-2020 y sus Metas de Aichi para la Diversidad Biológica, el Acuerdo de París sobre cambio climático y las implicaciones de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, así como otros acuerdos medioambientales mundiales. Los informes también facilitarán información crucial para fijar objetivos de diversidad biológica para el período posterior a 2020. La diversidad biológica y las contribuciones de la naturaleza a las personas sustentan las economías, los medios de subsistencia, la seguridad alimentaria y la calidad de vida de las personas en todo el mundo. Este es el motivo por el cual las políticas públicas, las decisiones empresariales e incluso las preferencias particulares de estilo de vida pueden amenazar o apoyar las contribuciones de la naturaleza a las personas y el futuro sostenible que deseamos. Mantener ecosistemas resilientes y salvaguardar la variedad de vida de nuestro planeta es fundamental para la erradicación de la pobreza, la salud humana y el bienestar. Con tres años en desarrollo, a un coste total de unos 5 millones de dólares estadounidenses, los cuatro informes de evaluación regionales de IPBES han involucrado a más de 550 expertos de más de 100 países, que han revisado miles de artículos científicos, informes gubernamentales y otras fuentes de información, incluidos los conocimientos indígenas y locales.

El objetivo es alcanzar conclusiones sobre la diversidad biológica costera, de agua dulce y terrestre de cada región, así como el estado del funcionamiento de los ecosistemas y las contribuciones de la naturaleza a las personas. Los informes evaluarán el estado de la diversidad biológica y las contribuciones de la naturaleza a la buena calidad de vida en cada región y sus respectivas subregiones, mediante la descripción del estado y las tendencias actuales, así como sus vínculos con los impulsores del cambio y los factores que representan amenazas, identificando cuestiones relacionadas con las políticas que les afectan.
Los informes de evaluación se presentarán teniendo en mente la más amplia variedad posible de órganos decisorios, incluidos líderes gubernamentales y empresariales, grupos de la sociedad civil, pueblos indígenas, grupos de mujeres e incluso hogares individuales, con información detallada, incluidos infografía y mapas de fácil comprensión.

 

 

Tomado de: Pagina Web – MIAMBIENTE.

LEAVE A REPLY