SHARE
Archivo.

Gracias a un trabajo conjunto entre la Policía, Corpourabá y la comunidad, dos felinos silvestres fueron rescatados antes de tener un desenlace fatal en el Urabá antioqueño.

El primer caso fue el de un puma hallado en la vereda Juradó de Chigorodó. Según reportaron los vecinos, el felino iba a ser sacrificado por haberse comido a dos carneros. Las autoridades ambientales del municipio se dirigieron al lugar el pasado martes en la noche y lograron capturarlo para llevarlo al lugar de paso de la Corporación Autónoma para el Desarrollo Sostenible de Urabá (Corpourabá).

El segundo caso corresponde al rescate de un jaguar que habitaba en una finca del municipio de Mutatá y también fue llevado a un lugar especial en el que se recuperará para garantizar las condiciones óptimas para realizar la liberación, así lo informó Vanesa Paredes, directora de Corpourabá.

Paredes invitó a la comunidad a denunciar ante las autoridades los casos de tráfico y tenencia de animales silvestres para así prestar una atención inmediata y lograr la recuperación de las especies. Según la directora, en 2017 se hicieron en la región 1.023 entregas voluntarias de animales silvestres.

 

 

Tomado de: Periódico El Colombiano

LEAVE A REPLY