SHARE
Archivo

Mejorar las condiciones de los ríos Ubaté y Lenguazaque en puntos críticos donde se han presentado emergencias e inundaciones en temporadas de fuertes lluvias, mitigando los efectos negativos de los habitantes del sector desde el aspecto económico y ambiental, teniendo en cuenta los perjuicios a la ganadería, agricultura, comunicaciones y desarrollo de las comunidades, son parte del propósito de las obras de adecuación hidráulica por parte de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca  – CAR sobre estos afluentes hídricos ubicados en el valle de Ubaté.

La intervención que incluye la limpieza para mejorar los tránsitos de flujos  libres de agua, como parte del mantenimiento del cauce; incluye el retiro de sedimentos del fondo, disposición adecuada en las orillas para aumentar el nivel de seguridad sobre las orillas o predios cercanos y al mismo tiempo la remoción de maleza acuática tipo junco, elodea y buchón.

El proyecto en su segunda fase, plantea la continuación de la adecuación hidráulica de la fuente hídrica del Río Ubaté a través de remoción de sedimentos y disposición sobre las orillas, debidamente extendido, así como del transporte y disposición adecuada de material extraído, desde el lugar donde se finalizó la fase 1, en una longitud aproximada de 5,9 kilómetros. La inversión para el desarrollo de este proceso de recuperación, asciende a 7 mil 996 millones de pesos.

“Es la continuidad de las obras de fase 1, generando una sección hidráulica óptima con pendientes adecuadas que permitan garantizar el almacenamiento de crecientes súbitas y su evacuación en el menor tiempo posible” indicó Manuel González, Director de la Infraestructura Ambiental de la CAR

De la misma forma, y teniendo en cuenta los procesos de inestabilidad de bancas, socavación lateral acelerada y sedimentación del lecho del río Lenguazaque que compromete la estabilidad de la infraestructura, viviendas presentes en la zona, y generan amenazas a la comunidad y como prevención de nuevas inundaciones como las registradas presentadas en los años 2009-2010, la CAR realizara las obras de adecuación hidráulica en el río Lenguazaque.

 

Además y en consecuencia a la proyección de la segunda fase del proyecto antes mencionado del Río Ubaté, la Corporación estima la intervención de una longitud aproximada de 13 kilómetros, iniciando en la confluencia entre los ríos Lenguazaque y Ubaté, hacia aguas arriba del cuerpo hídrico, con una inversión de $7 mil 397 millones.

 

Las obras, puntos y alcance de las intervenciones en los dos afluentes hídricos, fueron socializados a las comunidades de la Villa de San Diego de Ubaté y Lenguazaque.

 

 

Tomado de: Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca.

LEAVE A REPLY