SHARE

Según un estudio publicado por Biology Letters, estos cetáceos cantan para atraer a sus compañeros o para defender el territorio, así como hacen los pájaros.

Las ballenas boreales emiten cantos que son libres de patrones que las convierten en los “músicos de jazz”, según un estudio publicado por Biology Letters, que se hizo frente a la costa este de Groenlandia, en donde encontraron que 200 de estos cetáceos se cantan entre sí con un vasto repertorio de canciones.

“Fue sorprendente”, dijo la autora principal, Kate Stafford, oceanógrafa del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad de Washington en Seattle, quien escuchó a escondidas estos conciertos subacuáticos y descubrió que lo hacían en voz alta desde noviembre hasta abril “sin parar, las 24 horas, los 7 días de la semana“.

Para este estudio, la oceanógrafa junto a tres colegas analizaron 184 melodías diferentes durante tres años. Concluyeron que esta especie puede llegar a ser uno de los compositores más prolíficos del reino animal. “Si las canciones de las ballenas jorobadas -o yubartas- son como la música clásica, las boreales hacen jazz“”, afirmó Stafford.

Los científicos emplearon hidrófonos, traductores de sonido que graban en el agua, a una profundidad de 80 metros en el Estrecho de Fram, entre Groenlandia y Noruega. La diversidad de las canciones de estas ballenas rivalizan, según el estudio, sólo con algunas especies de pájaros cantores. 

Lo que aún no se puede establecer es si solo cantan los hombres con cabeza de ballena, como es el caso de las jorobadas. Ni tampoco entienden por qué cambian sus canciones con tanta frecuencia. “En términos de ecología del comportamiento, es un gran misterio. Los sonidos son más libres; nos dimos cuenta de que en cuatro inviernos de registros de audio no se repetía ningún tipo de canción, y que, además, cada estación venía con un nuevo conjunto de melodías“, añadió Stafford.

El estudio, además, reveló que la población de estos cetáceos se ha ido normalizando tras la caza masiva del siglo XVII, que casi acaba con la especie. 

Las ballenas boreales se alimentan por filtración, por medio de enormes cantidades de agua que emplean para cazar kril, crustáceos y pequeños peces. Pueden usar sus cabezas para despejar la superficie del hielo que rompen, que es hasta 18 cm de grosor.

LEAVE A REPLY