SHARE

12 Corredores son los que se tienen en mente para solucionar el problema del tráfico en el Norte de Bogotá.

Entre estos están la avenida alo, la avenida boyacá y la avenida Ciudad de Cali, las cuales pasarían por la zona de humedales y ecosistemas de protección a especies endémicas y únicas que pertenecen a la Van der Hammen.

La infraestructura más ambiciosa se construirá sobre la ALO: no sólo sería la de mayor longitud, sino la única tipo V3 (de 100 metros de ancho).

Para este tramo es necesario sustraer 28,9 hectáreas de área protegida, algunas de las cuales ya son de propiedad del Distrito.

La propuesta ya está en manos de la CAR y su discusión comenzará el 17 de abril. Al final se conocerá si se cumple el plan de Peñalosa de intervenir la Van der Hammen o el de los ambientalistas, que buscan que se mantenga intacta.

Tomado de el Espectador.com

LEAVE A REPLY