SHARE

Ocurrió cuando los agentes de la  Seguridad en el Transporte observaron al animal oculto en una bolsa de nailon dentro de una unidad que fue registrada como equipaje.

El pasajero no pudo viajar, fue detenido y deberá pagar una multa mínima de 1.100 dólares.

El reptil, es de una especie no nativa que abunda en Florida, y si bien no representa en sí un peligro inminente, sí podría convertirse en una amenaza en el avión si llegase a escapar.

El animal quedó en manos  del Servicio de Pesca y Vida Silvestre, que tomó posesión de la serpiente que será liberada luego de la cuarentena correspondiente.

Fuente: Ellitoral.com

LEAVE A REPLY