SHARE

Está atascado frente a una pequeña aldea y tiene un peso de 11 toneladas.

Es un gigantesco iceberg cerca de una pequeña aldea, con casas de madera mirando al mar.

En la quietud de la imagen no se percibe la amenaza del gigante de hielo de 11 toneladas sobre el pueblo de Innaarsuit, a punto de ser devorado.

La aldea tiene 169 habitantes y sus habitantes empezaron a hacer las valijas porque puede provocar un tsunami capaz de dejar a buena parte de Innaarsuit bajo el agua.

Todos suplican que el viento sea en orientación al sur. Ya que es el único que puede llevarse la amenaza bien lejos.

Fuente : Todonoticias.com

 

LEAVE A REPLY