SHARE

Contenedores individuales equipados con inteligencia artificial, nuevas legislaciones, cursos de educación ciudadana o multas que penalicen a los infractores son algunas de las medidas que China está llevando a cabo para fomentar el reciclaje de la basura en el hogar.

Y es que el país más poblado del mundo (cerca de 1.400 millones de personas) lejos de otras grandes economías en la materia y, por ejemplo, son escasos los contenedores de reciclaje que se ven en las calles, ni siquiera en las grandes ciudades.

“Aunque los esfuerzos gubernamentales son cada vez mayores, no creo que la población en general sea consciente de esas cosas, no prestan atención a eso”, afirmó Lin Ji, directora del Global Environmental Institute de China.

Sí las nuevas generaciones, que “sí están tomando conciencia sobre los temas ambientales, se preocupan cada vez más sobre sus estándares de vida” y “cada vez son más conscientes de que pueden actuar para mejorar su entorno”, agregó.

“Poco a poco los jóvenes están aumentando la interacción y están participando en los temas medioambientales, está aumentando el interés de los chinos en actuar”, concluyó Lin.

LEAVE A REPLY