SHARE

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) de Estados Unidos lanzó esta madrugada la primera misión en la historia hacia el Sol, a fin de explorar la atmósfera de la estrella más brillante de la galaxia.

La sonda, llamada Parker Solar Probe, fue enviada con éxito a las 03:30 horas locales del domingo desde la base de Cabo Cañaveral, en el estado de Florida, en uno de los cohetes más poderosos del mundo.

La nave espacial transmitirá sus primeras observaciones científicas en diciembre, comenzando “una revolución en nuestra comprensión de la estrella que hace posible la vida en la Tierra”, de acuerdo con la NASA.

La sonda, configurada para convertirse en el artefacto humano más rápido en la historia, tiene como objetivo recabar datos con el potencial de descifrar algunos de los misterios más antiguos en torno al Sol.

Los hallazgos de la misión ayudarán a los investigadores a mejorar sus pronósticos de eventos meteorológicos espaciales, que tienen el potencial de dañar satélites y a los astronautas en órbita, interrumpir las comunicaciones de radio y, cuando son más severos, afectar redes eléctricas.

LEAVE A REPLY