SHARE

La temperatura global del periodo 2018-2022 será más elevada de lo habitual, con una mayor probabilidad de alcanzar niveles extremos, según un nuevo estudio.

Este aumento, de acuerdo con los investigadores, “podría atribuirse a factores externos (como las emisiones de gases de efecto invernadero) o a la variabilidad natural del sistema climático (fluctuaciones que se producen en plazos cortos, que comprenden desde meses hasta 30 años), la cual es más difícil de predecir”.

El pronóstico obtenido para el periodo 2018-2022 apunta a que el calentamiento debido a la variabilidad natural reforzará temporalmente la tendencia del calentamiento global (que, a diferencia del primero, afecta a largo plazo), lo que llevará a un aumento en la probabilidad de experimentar temperaturas extremas.

Las averiguaciones se alcanzaron gracias al llamado PROCAST, un modelo estadístico que, a través de un ordenador portátil, produce predicciones de la temperatura media global en pocas centésimas de segundo.

El método abre la posibilidad de que estos cálculos se puedan realizar a tiempo real desde dispositivos personales, según se destacó desde el estudio, elaborado por la Universidad de Brest (Francia).

LEAVE A REPLY