SHARE

El satélite europeo Aeolus fue lanzado al espacio desde una estación en Kourou, en la Guayana francesa, lo que marca el comienzo de una misión coordinada desde Darmstadt (oeste de Alemania) para mejorar los pronósticos meteorológicos a través de una mayor precisión en la observación de los vientos.

Curiosamente, fueron los vientos los que obligaron a aplazar en 24 horas el lanzamiento del satélite, previsto inicialmente para ayer, martes.

Cincuenta y cinco minutos después del despegue tuvo lugar la separación del satélite y, algo después, la recepción de la primera señal hizo que todo el equipo de la sala de control rompiera en aplausos y se abrazara por el éxito de la misión.

La misión puede ayudar a determinar, entre otros asuntos, la influencia que pueden tener los vientos tropicales del pacífico en el clima europeo

LEAVE A REPLY