SHARE

El país asiático solicitó un fondo que se destinará a vigilar los residuos espaciales y evitará posibles choques con satélites activos
Japón realizará monitoreos de la basura espacial para evitar colisiones con otros aparatos en órbita en la zona y que comenzarían a usarse a partir de 2028.

El aumento de la basura espacial supone un riesgo importante para los satélites y que en caso de colisión quedarían inoperables, interfiriendo en la comunicación y recopilación de datos.

Se pretende destinar dinero para adquirir un sistema radar capaz de observar el espacio en alturas que superen los 5.800 kilómetros.

Hasta el momento, Japón se basa en gran medida en la información que le proporciona el ejército de EE.UU, algo que no le garantiza tener acceso a todos los datos.

Otra de las medidas de Japón para resolver la presencia de desechos en el espacio y que debutará en 2019 es un pionero sistema de limpieza en el que un satélite.

LEAVE A REPLY