SHARE

Las calles de París fueron cerradas el domingo a la circulación de autos y motos, en ocasión de la cuarta Jornada sin vehículos, durante la cual los organismos de control del aire detectaron una reducción de hasta 35% de contaminantes.

En distintos sectores de París se confirmaron “bajadas significativas” en el dióxido de nitrógeno, que iban “del 28 al 35%” en comparación con otros domingos con una situación meteorológica similar, indicó Airparif, encargada de controlar la contaminación ambiental.

El dióxido de nitrógeno, emitido especialmente por los vehículos con motor diésel, tiene fuerte impacto sobre las vías respiratorias y es considerado responsable de 75 mil muertes anuales prematuras en toda Europa, según datos de la Agencia Europea del Medioambiente.

“El impacto positivo sobre la calidad del aire se confirma con una tendencia a la disminución en toda la zona concernida”, manifestó Airparif.

Además autobuses y taxis, solo estaban autorizados a circular los vehículos de emergencia, vehículos de reparaciones que concurrían a un trabajo o los de discapacitados.

LEAVE A REPLY