SHARE

Greenpeace ha exigido a la Comisión Europea que actualice los umbrales de contaminación de acuerdo con los valores recomendados por la Organización Mundial de la Salud así como otras medidas urgentes para terminar con la contaminación de las ciudades, con motivo de la celebración de la semana europea de la movilidad hasta el 23 de septiembre.

En este contexto, la ONG ha presentado un informe en el que estudia la fecha límite para la fabricación de coches con combustibles fósiles para poder cumplir con el Acuerdo del Clima de París. Además, recuerda que la contaminación atmosférica causa cada año más de 400 mil muertes prematuras solo en la Unión Europea.

Así, exige al Gobierno español y a los ayuntamientos que hagan y cumplan los planes de movilidad sostenible y prioricen a peatones, ciclistas y transporte público frente al coche.

Greenpeace señala que con más de 430 municipios y empresas inscritas, España es el segundo país con mayor participación, pero también uno de los “infractores sistemáticos” de las normas europeas de calidad del aire. Por eso, recuerda a las administraciones la necesidad y la urgencia de tomar medidas inmediatas para proteger la salud pública y frenar el cambio climático.

El responsable de movilidad de Greenpeace, Adrián Fernández, ha insistido en que la semana de la movilidad no puede ser solo un muestrario de buenas intenciones. “Si queremos proteger la salud, no es suficiente un día, hace falta el año entero, y para ello necesitamos menos coches, más paseos, más bicicletas y más transporte público en los entornos urbanos” concluyó Fernández.

LEAVE A REPLY