SHARE

Alaska Airlines firmó un compromiso con la empresa de combustibles renovables Neste para mejorar la tecnología y eficiencia de consumo de combustible de sus aviones mediante el uso de biofuel.

En el acuerdo, Alaska colaborará con Neste para testear el uso de combustibles renovables en el sector de la aviación comercial. Esta colaboración es otro gran paso hacia la defensa de la salud de nuestras comunidades y ecosistemas.

El biofuel de Neste fue probado en miles de vuelos comerciales y las aerolíneas pueden adoptar su uso sin necesidad de comprar nuevos motores ni cambiar su sistema de suministros.

Este proyecto forma parte del plan que Alaska Airlines comparte con otras aerolíneas para reducir sus emisiones de CO2. La aviación se ha marcado objetivos muy ambiciosos para reducir la emisión de gases de efecto invernadero, incluyendo la reducción en un 50% de las emisiones de CO2 entre 205 y 2050″, señala

LEAVE A REPLY