SHARE

El Gobierno danés anunció que quiere prohibir la venta de nuevos coches de gasolina y diésel en 2030, y que para entonces cuenta con que haya un millón de vehículos eléctricos o híbridos en ese país nórdico.

Así lo afirmó el primer ministro danés, el liberal Lars Løkke Rasmussen, en su discurso durante la apertura del nuevo año parlamentario.

“El sector del transporte representa en la actualidad una cuarta parte de las emisiones de CO2 de Dinamarca. Y el aire en las grandes ciudades está demasiado contaminado. Por eso el Gobierno se fija un objetivo claro: dentro de 12 años, solo 12 años, prohibiremos la venta de nuevos coches de gasolina y diésel”, afirmó Rasmussen.

La propuesta forma parte de un nuevo plan climático que el Ejecutivo presentará la próxima semana.

LEAVE A REPLY