SHARE

Las lluvias provocadas por un sistema de bajas presiones, situado sobre Centroamérica, ha puesto en diferentes niveles de alerta y vigilancia a Honduras, El Salvador, Nicaragua y Guatemala.

Estos países centroamericanos, además de Costa Rica, fueron azotados hace poco más de una semana por un temporal que dejó cerca de una veintena de muertos y decenas de miles de afectados.

El sistema de baja presión se encuentra ubicado al este de Nicaragua y a partir de hoy, martes, se estará posicionando al sur de El Salvador, lo que “inducirá una vaguada que incrementará las lluvias durante los próximos tres días”.

En El Salvador, la Dirección General de Protección Civil decretó este lunes la alerta verde o de prevención en 223 de los 262 municipios de El Salvador.

El organismo indicó que las lluvias tendrán “mayor incidencia en el oriente, el centro y zona costera” salvadoreña, y reiteró que se mantiene la alerta amarilla decretada hace más de una semana en 39 municipios por las lluvias asociadas al huracán Michael, que afectó, principalmente, al estado de Florida en Estados Unidos.

Esas lluvias causaron en El Salvador la muerte de 6 personas y afectaron a más de 1.500 viviendas, de acuerdo con los datos oficiales.

En Honduras, la Comisión Permanente de Contingencias declaró una alerta verde o preventiva, que estará vigente 24 horas, en seis de los 18 departamentos del país.

Hace más de una semana un temporal de varios días causó en Honduras al menos ocho muertos, miles de damnificados y evacuados, y cuantiosos daños en carreteras, puentes, escuelas, viviendas, cultivos agrícolas y la ganadería, entre otros sectores.

El Gobierno de Nicaragua comunicó que esperaba que la depresión tropical, todavía no formada, impacte en el extremo noroeste de su país con vientos de entre 35 y 40 kilómetros por hora en su territorio, que se encuentra en alerta amarilla.

En Guatemala, el secretario ejecutivo de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres, Sergio García, anunció que las precipitaciones que han afectado al país seguirán, debido a dos sistemas de baja presión, uno en el mar Caribe con un 40 por ciento de probabilidades de convertirse de huracán, y otro en el Pacífico.

LEAVE A REPLY