SHARE

El incendio que arrasó la localidad de Paradise, en el norte de California, es el más mortal de la historia del Estado desde que hay registros.

En la búsqueda entre los escombros, fueron hallados este martes otros seis cadáveres, lo que eleva la cifra provisional a 48.

El incendio más mortal del que había registros se produjo en 1933. La búsqueda no ha terminado. Hasta el lunes, cinco días después de comenzar el incendio, había unas 200 personas que estaban siendo buscadas por sus familiares. Este martes las autoridades no han podido dar una cifra actualizada de desaparecidos ante el caos que se vive en la zona.

El fuego ya arrasó 45 mil hectáreas y destruyó 6.700 construcciones, la gran mayoría viviendas. La ciudad de Paradise, de 26 mil habitantes, quedó arrasada.

 

LEAVE A REPLY