SHARE

Una investigación empareja el registro geológico del hielo de la Antártida con los movimientos astronómicos periódicos de la Tierra

Variaciones en la inclinación axial (que los científicos llaman oblicuidad) del planeta tienen implicaciones significativas para la capa de hielo de kilómetros de espesor que cubre la Antártida. Sumado al calentamiento global, significa que el continente blanco está expuesto a un doble impacto en su clima, con volúmenes de agua helada que, si se derriten sustancialmente, elevarían dramáticamente el nivel del mar y alterarían las costas del mundo.

Un equipo dirigido por Richard Levy, de “GNS Science” de Nueva Zelanda, y Stephen Meyers, de la Universidad de Wisconsin-Madison, describieron una investigación que empareja el registro geológico del hielo de la Antártida con los movimientos astronómicos periódicos de la Tierra.

Al comparar los dos registros, los investigadores recapitulan la historia de la capa de hielo antártico durante la mayor parte de los últimos 34 millones de años, comenzando cuando se formó la primera capa de hielo.

La nueva perspectiva de la capa de hielo de la Antártida es una evaluación refinada de la sensibilidad del sistema climático de la Tierra a los cambios en la oblicuidad, una herramienta poderosa para explorar la historia helada de la Antártida. La investigación es importante porque elimina el patrón de crecimiento y la descomposición de la capa de hielo a lo largo del tiempo geológico, incluida la presencia de hielo marino, una capa delgada y frágil de océano congelado que rodea la Antártida.

Un hallazgo crítico sugiere que, en un mundo calentado por una cantidad creciente de dióxido de carbono atmosférico, una pérdida de hielo marino probablemente amplificaría los efectos cíclicos de la oblicuidad de la Tierra en la capa de hielo cuando las aguas del océano se calientan. Una pérdida de hielo marino debido al calentamiento del clima podría desencadenar la inestabilidad de la capa de hielo antártico con graves consecuencias para los niveles mundiales del mar.

LEAVE A REPLY