SHARE

La aviación militar es el mayor consumidor de combustible del mundo. Se cree que la transición a biocombustibles reducirá las emisiones de dióxido de carbono (CO2), uno de los principales factores del calentamiento global.

El Ministerio de Defensa de Holanda anunció sus planes de transferir gradualmente toda la aviación militar del país al biocombustible. Como primer paso, los militares comenzaron a comprar biocombustibles para la base aérea en Leeuwarden, para los aviones de combate F-16 Fighting Falcon.

La aviación militar es el mayor consumidor de combustible del mundo. Se cree que la transición de aviones de combate a biocombustibles reducirá significativamente las emisiones de dióxido de carbono (CO2), uno de los principales factores del calentamiento global.

Un biocombustible es cualquier combustible que se derive de biomasa, es decir, material vegetal o algal o residuos animales. Los biocomponentes actuales proceden habitualmente del azúcar, trigo, maíz o semillas oleaginosas. Dado que estas materias primas pueden reponerse fácilmente, se considera que el biocombustible es una fuente de energía renovable, a diferencia de los combustibles fósiles como el petróleo, el carbón y el gas natural.

 

LEAVE A REPLY