SHARE

Brasil sigue en vilo en medio de una de sus peores tragedias mineras, que hasta el momento dejó 58 muertos, 305 desaparecidos y un rastro de destrucción total en Brumadinho, en el estado de Minas Gerais.

Según informó Defensa Civil, a diferencia de los días anteriores, las labores de rescate se prolongarán durante la noche, ya que los bomberos encontraron otro bus con posibles pasajeros muertos en un área administrativa del complejo minero donde ocurrió la tragedia.

El “riesgo inminente” de que una segunda represa de la minera Vale se rompa y provoque una nueva catástrofe en la región obligó este domingo a paralizar las búsquedas durante gran parte del día y evacuar a unas 3 mil personas, aunque la mayoría ya fueron autorizadas para regresar a sus hogares.

El subteniente de los bomberos de Minas Gerais, Gertel Vaz de Souza, precisó que en un primer momento se estimó que unas 24 mil personas podrían llegar a ser desalojadas de sus hogares “en todas las áreas” de Brumadinho si no se conseguía rebajar el riesgo de ruptura del segundo dique, pero los expertos lograron controlar la situación.

LEAVE A REPLY