SHARE

Los efectos del cambio climático cada vez son más visibles en el planeta, y desafortunadamente una de sus terribles consecuencias se confirmó recientemente.

Y es que, a través de un informe, el Ministerio de Medio Ambiente y Energía de Australia, reveló la extinción de un roedor llamado Melomys rubicola debido al cambio climático causado por el ser humano.

De acuerdo con la ministra de Medio Ambiente, Melissa Price, esta especie habitaba en el sector Bramble Cay, ubicado en un cayo (isla pequeña) frente a la costa del norte de Australia en el estrecho de Torres, entre los estados de Queensland y Papua Nueva Guinea.

Este animal era nocturno y solía vivir entre la hierba y los pastizales. Sin embargo, desde 2009 se mantuvo su alerta de peligro extinción por un mínimo número de ejemplares y desde 2016 no se registra alguno.

El informe apunta que una de las causas de su extinción es la falta de vegetación que este roedor utilizaba como alimento, ya que la isla ha sufrido una reducción de sus dimensiones por las constantes inundaciones.

Los empleados de la Universidad de Queensland y el Departamento de Protección Ambiental y Patrimonio de Queensland, instalaron en 2014 trampas y cámaras para encontrar algún ejemplar, pero no lo lograron y concluyeron que esta especie estaba extinta.

Price detalló al diario The Sydney Morning Herald que no hay dudas sobre su extinción.

“Al estar confinados en un solo lugar, muy pequeño y aislado, los melomys de Bramble Cay fueron particularmente susceptibles a una amplia gama de amenazas. La evidencia disponible indica que los eventos climáticos frecuentes e intensos durante la década 2004 a 2014 produjeron marejadas tormentosas y aguas extremadamente altas. Niveles que probablemente fueron contribuyentes significativos”, explicó.

Antes de extinguirse, estos roedores eran los únicos mamíferos nativos de la Gran Barrera de Coral, ecosistema ubicado frente a la costa de Queensland en el noreste de Australia.

“Es increíblemente decepcionante”, dijo la ministra, que también explicó que esta área ya siente las devastadoras consecuencias del cambio climático, pues las aguas de esa zona se están calentando y aumentando, lo que ha hecho considerar un plan de migración climática a los habitantes de esos lugares.

LEAVE A REPLY