SHARE

La Organización Mundial de la Salud estima que la contaminación del aire provoca 7 millones de muertes prematuras al año y que el 90 por ciento de la población mundial respira aire con una calidad por debajo de los estándares recomendados en sus Guías de Calidad del Aire (GCA). En España se contabilizaron 38.600 muertes prematuras y se sitúo en sexto lugar como país con mayor número de muertes prematuras de la UE en el último informe anual sobre la calidad del aire de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA). La directora de IIDMA, Ana Barreira, recuerda que es “imperativo” que España siga los estándares de la OMS sobre la calidad del aire, trasladándolos a la normativa ambiental, ya que la contaminación es uno de los principales problemas de salud pública en este momento y afecta al derecho a la vida y el derecho a la salud. Precisamente, una de las fuentes principales de la contaminación en España son las emisiones de las centrales de carbón por lo que la organización subraya que debe ser una “prioridad política” poner fin a la producción de energía mediante este combustible, como muy tarde en 2025. “La salud pública debe ser un criterio fundamental para la elaboración de los Planes de Energía y Clima, así como de la futura Ley de Cambio Climático”, ha concluido. Consulta aquí más noticias de Asturias.


LEAVE A REPLY