SHARE

Un país como Colombia no puede darle la espalda a la fauna, así al ministro Carrasquilla le guste el toreo y otros funcionarios del gobierno aprueben la caza.

La protección a los animales en Colombia se está robusteciendo debido a leyes nacionales, acuerdos municipales, ordenanzas departamentales y un marco constitucional cada vez más voluminoso. A pesar de eso, poco o nada se ve en las regiones, donde el maltrato animal es evidente, muchas veces con la venia de las administraciones locales y vale la pena resaltar que hasta en las ciudades con institucionalidad en protección animal también se evidencia dificultades. El gobierno anterior prometió hasta el final de la administración un Conpes, documento que no decreta sino orienta, el cual jamás se oficializó y según funcionarios del Departamento Nacional de Planeación quedó para crearlo en el gobierno Duque.

Diversos sectores que velan por la defensa de los animales vienen solicitando desde el año pasado que el nuevo Plan Nacional de Desarrollo incluya una eficaz protección a todos los animales. Esto lo hicieron por medio de foros y citaciones en el Congreso, como lo hizo el representante Juan Carlos Losada, quien convocó a varios ministerios al capitolio. Se esperaba que el gobierno nacional atendiera la solicitud, destacando que uno de los puntos de campaña del presidente Iván Duque era la “formulación de una Política Pública de Protección y Bienestar Animal”.

Un país como Colombia no puede darle la espalda a la fauna, así al Ministro Carrasquilla le guste el toreo y estuviera en la primera fecha de la temporada taurina de Bogotá, debe cumplirle a Colombia con todas las necesidades.

LEAVE A REPLY