SHARE

Desde comienzos de los años noventa, el fundador de Noth Face, Douglas Tompkins, empezó a coleccionar hectáreas que hacen parte de los parques nacionales Pumalín y Patagonia. Desde hoy serán administrados por la Corporación Nacional Forestal.
Douglas Tompkins dedicó los últimos 25 años de su vida a la conservación. El norteamericano, ecologista y fundador de Noth Face, quien estuvo radicado en Chile desde principio de los noventa, se convirtió en el propietario de unas 500.000 hectáreas compuestas por ríos, bosques y montañas. Hoy sus tierras, después de tres años de la muerte del empresario, fueron donadas al estado chileno como era su voluntad, legando así la mayor donación de títulos privados del mundo.

Ambas porciones de tierra, estimadas en 400.000 hectáreas, hacen parte de los parques nacionales Pumalín y Patagonia. Entregadas por la viuda de Tompkins, Kris, los títulos quedarán en nombre de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), bajo el mando del Ministerio de Agricultura. El hecho representa un reto para el país, que tendrá que asumir el cuidado de estos ecosistemas a la altura de su antiguo dueño. 

“Tenemos el gran desafío de seguir protegiendo y conservando las áreas silvestres de Chile, porque no solo son un legado natural y ambiental para nuestro país, sino que son patrimonio de toda la humanidad”, sostuvo Antonio Walker, ministro de Agricultura del actual Gobierno el pasado viernes durante la ceremonia de entrega. Así lo registró El País. Estos predios están ubicados en el extremo sur del país, en las regiones de Los Lagos y Aysén. 

LEAVE A REPLY