SHARE


Según un informe de la Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible, las vías ilegales y la ganadería extensiva habrían dado lugar a la tala de 75.000 hectáreas de bosques amazónicos. Cifras oficiales preliminares se acercan a la cifra propuesta por la ONG.

La deforestación en la Amazonia colombiana no da tregua, menos en pandemia. Un informe publicado por la Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible de la Amazonia (FCDS) indica que “hubo un cambio abrupto en 2020, y se incrementó significativamente la deforestación en la región, superando las 75.031 hectáreas al 15 de abril de este año”. Esto quiere decir que, según los cálculos de la ONG, entre enero y abril de 2020 ya se tumbó la misma extensión que en todo el año pasado.

Ahora, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM) aún no ha publicado las cifras oficiales de deforestación para el año 2019, sin embargo, los cuatro informes de alertas tempranas que enviaron indican que la cifra de deforestación en la región amazónica podría alcanzar las 73.000 hectáreas, aproximadamente.

Según Alejandra Gómez, encargada del análisis de datos de FCDS, la cifra fue calculada con base en los análisis del Global Forest Watch, una iniciativa de monitoreo satelital de cobertura boscosa en el mundo, liderado por la Universidad de Maryland (Estados Unidos).

Según la ONG, entre enero y abril se habrían talado 25.876 hectáreas en Caquetá, 22.869 en Meta, 18.498 en Guaviare, 4.659 en Putumayo, 1.978 en Vichada, 747 en Guainía, 576 en Vaupés, 245 en Amazonas, 124,8 en Cauca y 58.3 en Nariño. Para los últimos dos departamentos, la cifra no corresponde al total del departamento sino a la extensión que hace parte de la línea desde donde se considera Amazonia, instituida por el Instituto Sinchi desde 2014.

Tomado de: Diario El Espectador

LEAVE A REPLY