SHARE

Estas especies, que son nuevas para la ciencia, fueron halladas en el Parque Nacional Natural Puracé. Sus nombres son un homenaje al pueblo indígena Kokonuko y a los páramos.

“Los nombres científicos no solo hacen honor a este pueblo indígena, sino también a su cosmovisión, pues Kokonuko significa ‘gente de montaña’ tal como lo son las comunidades de este pueblo que veneran como sitio ancestral la cadena volcánica Kokonukos, la cual comprende 15 centros eruptivos”, explica PNN en el boletín.

El equipo que hizo el hallazgo, en este caso, tuvo el apoyo de Juan Sebastián Moreno, especialista de orquídeas del Grupo de investigación Schultes de la Fundación Ecotonos. Tras observar algunos registros fotográficos intuyó que podría tratarse de nuevas especies.

Luego de visitar la región y analizar los ejemplares en el laboratorio, confirmaron que era un nuevo descubrimiento para la ciencia. El artículo en el que lo anuncian fue publicado en la revista Lankesteriana, de la Universidad de Costa Rica.

Tomado de: Diario El Espectador

LEAVE A REPLY