SHARE

Después de seis horas y más de 150 kilómetros recorridos entre Bogotá y Puerto López (Meta), la Secretaría Distrital de Ambiente liberó 115 especímenes que fueron víctimas del tráfico y que fueron hallados en diferentes localidades de la ciudad. El operativo de liberación se realizó con el apoyo de Cormacarena.

El retorno de aves (50), reptiles (61) y anfibios, a sus ecosistemas, se llevó a cabo en la reserva natural de la sociedad civil Yurumí, en zona rural del municipio de Puerto López. Este espacio cuenta con más de 500 hectáreas con ecosistemas como serranías llaneras, bosques de galerías y sabanas naturales, ideal para el establecimiento y la territorialidad de los especímenes.

“Los animales tuvieron que pasar arduos procesos de recuperación. Afortunadamente el desenlace para estos 115 individuos fue bueno y hoy están en libertad. Muchos de los animales víctima del tráfico no logran recuperarse de la extracción de sus hábitats, por eso siempre están mejor #LibresYEnCasa”, afirmó la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.

Estos animales tuvieron que pasar largos periodos de recuperación y rehabilitación en el centro de fauna temporal, al cuidado de profesionales de la Secretaría de Ambiente y del Instituto de Protección y Bienestar Animal. Luego de varios procesos y análisis se determinó que los especímenes lograron recuperar su instinto salvaje para regresar a sus ecosistemas.

Además, la Secretaría de Ambiente, realizó la reubicación de seis aves en el Bioparque los Ocarros de Villavicencio. Estos individuos sufrieron heridas y daños irreparables que les impidieron regresar a sus entornos naturales, y pasarán el resto de sus vidas en espacios controlados.

Tomado de: Sala de prensa Secretaría de Ambiente

LEAVE A REPLY