SHARE


Ante la llegada de la segunda temporada de lluvias, la Secretaría de Ambiente ha venido fortaleciendo las acciones de seguimiento y control para identificar los árboles en riesgo que puedan sufrir volcamientos.

Los fuertes vientos y lluvias pueden ocasionar caída de árboles en Bogotá, situación que representaría un riesgo para los ciudadanos y la infraestructura. Para mitigar y evitar este tipo de emergencias, el Distrito trabaja de manera articulada con la ciudadanía para estar alerta y ayudar a identificar aquellos individuos arbóreos que en ocasiones representan algún riesgo.

En lo corrido de este año, la Secretaría de Ambiente ha atendido 940 eventos SIRE (Sistema Institucional de Respuesta a Emergencias) relacionados con árboles en riesgo y/o caídos. Entre enero y agosto se volcaron 268 individuos en Bogotá. Los ciudadanos pueden ayudar a mitigar la caída de árboles mediante la identificación de aquellos que estén en riesgo. Las ramas sueltas, la inclinación y la pudrición del tronco, las cavidades, los hongos y la presencia de roedores son algunos de los signos de alerta que deben ser reportados a la Línea Única de Emergencias 123.

Para la Administración distrital la protección y conservación de los árboles es una prioridad. Sin embrago, cuando el arbolado urbano está a punto de caer, generando amenaza para la vida de las personas, debe ser intervenido. Los tratamientos silviculturales son integrales y van desde podas hasta talas, siendo esta la última opción.

Tomado de: Sala de prensa Secretaría de Ambiente

LEAVE A REPLY