SHARE

Enfrentar la crisis climática es un componente fundamental en la agenda del sector ambiente y del Distrito. Para lograr los objetivos planteados en torno a este tema, la Administración ha abierto espacios de participación en los que escucha los diferentes aportes de la ciudadanía para integrar este desafío en el Plan de Ordenamiento Territorial-POT.

El Instituto de Gestión de Riesgos y Cambio Climático-Idiger lidera una serie de foros con académicos, líderes, investigadores, comunidad e instituciones para escuchar esas propuestas. La secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia, participó en uno de estos espacios y resaltó el interés de las personas por las medidas de adaptación y mitigación que se deben tomar.

“El reto es enorme, estaremos terminando nuestro inventario de gases efecto invernadero-GEI para principios de diciembre, pero aun así nos comprometimos a reducir los GEI en 15 %. Tengo fe en que los cambios tecnológicos y el compromiso ciudadano van a hacer que cumplamos esa meta. Es un trabajo de corresponsabilidad con las decisiones de las personas y los sectores productivos”, afirmó la secretaria.

Por su parte, el director del Idiger, Guillermo Escobar, dijo que: “Estamos apostando en la formulación del POT a todas las variables de manera interinstitucional y comunitaria para que podamos construir una ciudad sostenible y con un futuro adecuado para las nuevas generaciones. Hay que articular y fortalecer los sistemas de información para la toma de decisiones y comunicar de manera oportuna cómo se debe actuar. Otro reto es generar consciencia ciudadana para que cada uno sepa qué debe hacer y qué no”.

Bogotá tendrá dos componentes importantes en cuanto al cambio climático. El primero es el POT, que guiará a la ciudad en su desarrollo de los próximos 12 años, y el segundo es el Plan de Acción Climática para que todos sepamos cómo debemos actuar y podemos contribuir.

Tomado de: Sala de prensa Secretaría de Ambiente

LEAVE A REPLY