SHARE

Desde este miércoles, Bogotá tendrá tres nuevas estaciones que medirán la calidad del aire en la ciudad. El objetivo de la Administración de la alcaldesa Claudia López es fortalecer el sistema de monitoreo para garantizar una mejor toma de decisiones. Por eso, ampliaremos las estaciones de monitoreo de calidad del aire con siete nuevos puntos en los próximos meses, que permitan fortalecer los datos e información del comportamiento de diferentes contaminantes en la capital.

Las tres nuevas estaciones, que tienen un costo cercano a los 3 mil millones de pesos, están ubicadas en Bosa, en la diagonal 73 F Sur # 78 – 44; en Usme, en la carrera 11 # 65 D 50 Sur; y en el Jazmín, en la calle 1 G # 41 A 39, en la localidad de Puente Aranda.

Los equipos cuentan con monitores de material particulado PM 10 y 2.5, analizadores de gases, ozono (O3), óxidos de nitrógeno (NOx), dióxido de azufre (SO2) y monóxido de carbono (CO). Además, tienen sensores meteorológicos para la velocidad y dirección del viento, radiación solar, presión barométrica, temperatura y humedad relativa. Toda esta información es fundamental para el análisis de datos y la toma de las mejores decisiones en beneficio de los ciudadanos.

Estos nuevos puntos de monitoreo permitirán registrar la información necesaria para que la ciudadanía conozca el nivel de concentración de material particulado. Adicionalmente, las instituciones podrán tomar las decisiones necesarias y, así, salvaguardar la salud de todas las personas, en especial la de los más vulnerables: niños y adultos mayores, ante picos de contaminación.

Tomado de: Sala de prensa Secretaría de Ambiente

LEAVE A REPLY