SHARE


Las afectaciones a la fauna silvestre en cautiverio están relacionadas con el cambio en las condiciones de vida, lo que se refleja en el comportamiento del animal debido al encierro, repercutiendo en altos grados de improntación, es decir, adquieren hábitos que no son característicos de su especie, lo que a su vez les ocasiona un estrés que incluso puede inducir al automutilamiento; además, pierden la posibilidad de consumir el alimento adecuado que les permitirá su desarrollo.

Adicionalmente, los animales que son extraídos de su hábitat pierden la posibilidad de reproducirse, limitando la biodiversidad y haciendo que se pierda la variabilidad genética, lo cual termina por afectar las diversas especies presentes en el territorio, haciendo que alcancen algún grado de amenaza.

Uno de los casos más dolorosos que registró la Corporación, fue el de un mono que fue rescatado en el municipio de Villeta, el cual fue encontrado en el patio de una vivienda amarrado a un árbol, donde permaneció por más de 20 años, lo que le causó consecuencias tan graves de improntación, que no fue posible el retorno a su hábitat natural.

Asimismo, la tenencia ilegal de fauna silvestre en cautiverio puede generar una sanción de tipo administrativo, en la cual la Corporación inicia un procedimiento de tipo sancionatorio.

Tomado de: Sala de prensa CAR

LEAVE A REPLY