SHARE

Los negocios verdes son fundamentales para impulsar el crecimiento sostenible y promover prácticas de producción y consumo responsables con el medioambiente. Para que un negocio sea calificado como “verde” es necesario que, además de realizar su gestión interna ambiental y desarrollar acciones enfocadas en el cuidado de los recursos naturales, tenga incorporada la sostenibilidad en su ADN y los bienes y servicios que brinda.

Este tipo de empresas se caracteriza por desarrollar y comercializar bienes y servicios que tienen impacto ambiental positivo, incorporar prácticas con enfoque de ciclo de vida y, además, dedicarse a una actividad que se encuentre en alguna de las categorías del “Plan Nacional de Negocios Verdes”. Así mismo, son considerados como negocios verdes aquellos que en su cadena productiva añaden mejores prácticas, garantizan la conservación de los ecosistemas y la sostenibilidad de los recursos naturales; demuestran que sus procesos resultan ser menos contaminantes, en comparación con otros de su segmento; y generan beneficios ambientales a lo largo de su cadena productiva.

Actualmente, en Bogotá, hay 42 negocios verdes registrados ante la Secretaría de Ambiente y la meta de esta Administración de la alcaldesa Claudia López es aumentar en 100 el número de empresas que desarrollen modelos de este tipo. A través de la Ventanilla Distrital de Negocios Verdes, la Secretaría de Ambiente realiza acompañamiento y genera espacios de oferta y articulación con entidades públicas y privadas para promover la creación y el crecimiento de este modelo de iniciativas en la ciudad.

Tomado de: Sala de prensa Secretaría de Ambiente

LEAVE A REPLY