SHARE

El pasado 25 de marzo la Corporación Autónoma Regional (CAR) y la Arquidiócesis de Bogotá, se dirige a los habitantes de su jurisdicción para que no utilicen durante la Semana Santa, especies de fauna y flora silvestres y denunciar el tráfico y la comercialización de las mismas. 

Luis Fernando Sanabria, director de la CAR, recordó que la Palma de cera es una de las especies en peligro de extinción desde el año 2005, debido a que ha venido llevando a cabo la práctica de cosechar sus cogollos para utilizarlos en Semana Santa. Por otra parte, las especies más amenazadas durante la semana santa son; los loros, pericos, tortugas de Morrocoy, hicoteas y palmas de cera o de vino, ya que estas especies son las que utilizan para las celebraciones litúrgicas. “En el caso de las tortugas son traficadas para el consumo de sus huevos con el fin de evitar el consumo de carne roja”. Así lo dijo el director de la CAR.

Para esta Semana Santa se espera que no se incauten animales, puesto que el año anterior se reportaron 31 animales incautados, gracias a los operativos realizados durante esa Semana Santa. Dicho lo anterior, La CAR reforzará, junto a la policía nacional y autoridades departamentales, los operativos para contrarrestar dichos delitos.

Información tomada de: La CAR

LEAVE A REPLY