SHARE

El Centro Femenino Especial José Joaquín Vargas de la Beneficencia de Cundinamarca realizó el día de ayer la actividad ‘Plantando Vida’, un programa ambiental que permitió sembrar árboles nativos en la ronda de la quebrada del municipio de Sibaté, que abastece agua al Centro de protección para las personas con discapacidad tanto cognitiva como mental.

En la actividad de siembra participaron 35 personas y recibieron orientación y concientización sobre la importancia de cuidar el medio ambiente, con el fin de preservar los importantes recursos naturales que nos brinda la naturaleza.

Esta actividad se da a base de la estrategia del manejo de recurso naturales, que tiene como propósito atender la principal problemática de sequía que está viviendo el municipio en los últimos meses, cuando se reduce el caudal de agua. Por esta razón, se busca mitigar y proteger la pradera Cauce, evitando el desabastecimiento del recurso hídrico, puesto que es primordial en las actividades de los Centros.

Finalmente, esta actividad en la que participó cerca de 640 personas que son atendidas en centro de protección, da cumplimiento a las metas 160 y 165 del Plan Departamental de Desarrollo, la cual consiste en atender la integridad tanto de las personas mayores como las personas con discapacidades mentales y cognitivas que viven en los centros de protección de la Beneficencia de Cundinamarca.

Información tomada de: Gobernación de Cundinamarca

LEAVE A REPLY