SHARE

Integrantes del programa de voluntarios ambientales de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), llevaron a cabo jornadas de siembra, en donde se sembraron 145 árboles de las especies salvio, chilco, chicalá, caucho, creta de gallo, entre otros en los alrededores del Humedal Arrieros, ubicado en la reserva natural a cargo del Ecoparque Sabana y la Fundación Jaime Duque, en el municipio de Tocancipá.

Las siembras se realizaron en tres jornadas durante el mes de junio y en donde la CAR brindó charlas en temas de reforestación, además de recorrer el vivero y otros humedales ubicados en la reserva.

Olga Patricia Silva, líder del programa de voluntarios de la CAR, afirmó que, “El proceso de plantación y recuperación del humedal Arrieros se realizó de manera responsable, basado en principios de solidaridad, participación, organización, gratuidad y pasión con el ambiente, evidenciando su compromiso con los recursos naturales del territorio”.

Según la Corporación la siembra de árboles es una de las muchas actividades que realizan los voluntarios ambientales, con el apoyo de la entidad a lo largo y ancho del territorio.

Por otro lado, la entidad resaltó la importante labor realizada por los voluntarios, con actos que aportan a la sostenibilidad ambiental y aseguró que próximamente se hará un comunicado de una nueva convocatoria, con el fin de que más habitantes se vinculen al programa ambiental.

Información tomada de: CAR

LEAVE A REPLY