SHARE

Los embalses de Neusa, Sisga y Tominé, comienzan a aumentar su nivel luego de la temporada de escasas lluvias que se extendió durante los últimos meses del año 2020 y afecto los cuerpos acuíferos de la jurisdicción de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR).

Así lo anunció la CAR, al resaltar que de acuerdo con el último reporte de su Centro de Monitoreo Hidrológico, actualmente el embalse de Sisga está en un 67% de su capacidad, el de Tominé a un 40% y el de Neusa a un 59% de su capacidad en total.

El director de Recursos Naturales de la CAR, Richard Giovanny Villamil, aclaró que, “en Tominé, el más extenso de los embalses, la superficie sobrepasa los 70 km2, por lo que resulta complejo llegar por lo menos al 50 por ciento de su capacidad, sin embargo, el nivel actual es aceptable y nos garantiza el abastecimiento”.

De igual forma, la entidad informó que espera que este aumento de los embalses siga avanzando, con el propósito que mantenga un buen nivel para el inicio de temporada seca.

Información tomada de: CAR

LEAVE A REPLY