SHARE

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), a través de la Dirección Regional Almeidas y Guatavita, realizaron un operativo en tres curtiembres en Chocontá, con el propósito de verificar presuntas afectaciones en los recursos naturales, allí se impuso medida en flagrancia de suspensión de vertimientos en uno de los lugares donde se desarrollaba dicha actividad, debido a que se encontró vertimientos producidos por el curtido de pieles.

Hernán Garzón, director de la dirección Regional Almeidas y Guatavita, afirmó que, “Se encontraron aguas residuales producto de la actividad de curtido de pieles que eran depositadas en una poceta que hay al lado de la curtiembre y no encontramos salida a estas aguas por lo que se presume que se vierten directamente al suelo”.

La mediad mencionada anteriormente, consiste en la suspensión de vertimientos por disponer de aguas residuales del curtido de pieles al recurso suelo, a partir de la visita, se llevará a cabo un informe técnico para realizar el proceso sancionatorio. Además, cabe resaltar que las medidas de la CAR ayudan a prevenir que la industria disponga de aguas contaminadas.

La Corporación mantiene vigilada las distintas actividades que ponen en riesgo la conservación de los recursos naturales, es así que este tipo de normativas ambientales garantiza la protección del ambiente.

Información tomada de: CAR

LEAVE A REPLY