SHARE

El pasado 26 de mayo, la Secretaría de Ambiente, en compañía de la Policía Ambiental y Ecológica, brindaron atención a un puma hembra que estaba en un hogar en la zona norte de Bogotá. El felino presentaba precarias condiciones físicas, en donde fue trasladado al Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre para iniciar el proceso de rehabilitación.

Debido a los exámenes radiológicos que se realizaron, el animal podría tener una posible enfermedad metabólica ósea, pero, durante tres meses, el puma ha recibido fisioterapia, en donde el tratamiento ha sido satisfactorio y le ha permitido recuperarse paulatinamente los movimientos y gracias a ello, el animal se puede mover por sus propios medios. De igual forma, el puma ha mostrado una mejoría notable en su condición física y su comportamiento.

Gracias a la evolución del animal, en el trascurso de dos años, será puesto en libertad, sin antes haberlos trasladado a una corporación ambiental, con el propósito de que se adapte a las condiciones naturales similares de su hábitat y de ese modo, seguir con la rehabilitación física.

Información tomada de: Alcaldía de Bogotá

LEAVE A REPLY