SHARE

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), en compañía de la Gobernación de Cundinamarca y la Corporación para el Manejo Sostenible de los Bosques (MasBosques), firmaron 5 acuerdos voluntarios, con el propósito de conservar los ecosistemas estratégicos de gran importancia ambiental.

El convenio incluye más de 287 hectáreas de bosque a los 118 beneficiarios directos de los municipios de San Bernardo, El Rosal, Pasca, Vianí y San Antonio del Tequendama, lo cual aporta a la protección de las cuencas de los ríos Negro, Bogotá y Sumapaz.

La estrategia hace parte de la iniciativa de pago por servicios ambientales que adelanta la CAR desde el año 2016 y han logrado la conservación de 2.100 hectáreas, las cuales han beneficiado a 100 familias de escasos recursos y a dos comunidades indígenas, quienes han aportado a la conservación de los ecosistemas.

El director de la CAR, explicó que, “Desde el 2016 hemos venido coordinando en conjunto con la Secretaría de Ambiente del departamento de Cundinamarca la implementación de esta estrategia en las áreas de importancia estratégica para la conservación del recurso hídrico, que surten de agua a los acueductos municipales, promoviendo la conservación y protección de ecosistemas que permiten reducir riesgo de desabastecimiento, así como incentivar a la población campesina que proteger si paga”.

Gracias al desarrollo de este programa, hasta el año 2020 han logrado la conservación de 5.122 hectáreas en territorio cundinamarqués, suscribiéndose 135 acuerdos voluntarios de conservación, en donde 6 fueron de carácter colectivos y 129 de carácter individual, ubicados en 17 municipios del departamento.

La firma de los 5 convenios entre la CAR, la Corporación MasBosques y el gobierno de Cundinamarca, tienen un alcance alrededor de 2.800 hectáreas en acciones de protección en ecosistemas de importancia y de ese modo proteger los recursos hídricos.

Información tomada de: CAR

LEAVE A REPLY